Make your own free website on Tripod.com

               
 
 

PORTADAFAVORITOSLA RED

SE BUSCAEL MONOLOGOELECCIONES
EL COMPLOTLA MADREVIAHURTO
ORGÁSMICOCARDENALJOROPONARCISISMOBETTYQ.E.P.D.HUMANISMOBOLIVARREY MOMOJAQUE MATEMANDINGAPEROLANDIAAZUCALPRESIDIARIOMARGINALINOCENCIAHOLIDAYSTEODOROMILLONARIOEN GUERRASILENCIADOSER´CONDEAUXILIOEL REBUZNEROSALESEL SAQUEOEL PROCESOLOQUEROSANTA ONUAMORSUPER RATÓNCNE

 

    :: VIAHURTO VORAZ ::


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Ya esto es el colmo de los colmos. Si pudiéramos imaginar la peor de las pesadillas para un país, sería que éste sea testigo de su propia muerte y destrucción. 

Progresivamente Venezuela viene sucumbiendo a un gigantesco deterioro de todas aquellas obras ganadas en tiempos de Dictadura y de Democracia. Con un presidente cuya principal tarea consiste en llevar a cabo su conspiración tanto nacional como internacionalmente, 26 millones de ciudadanos hemos entrado en una etapa de retroceso económico y social como nunca antes lo hemos vivido. 

 

 

Causa una enorme vergüenza, ver que la principal vía de comunicación que une a Venezuela con el mundo nos de fe de lo que en realidad nos está ocurriendo. Mientras que el líder de la revolución se afana en sus discursos y regala nuestro dinero a diestra y siniestra en el exterior, Venezuela se está desintegrando con una pobreza extrema en ascenso, con una economía asfixiada, con un bombardeo multimillonario de información Bolivariana 100% retórica, con cientos de miles de conciudadanos dedicados al rebusque por medio de la buhonería, con un clima político del más bajo nivel que se dedica a confiscar tierras a nombre de la revolución mientras que la obras que nos rodean se caen en pedazos. Obviamente la implementación del sistema comunista se esta llevando a cabo con la generación de pobreza progresiva, requisito indispensable para que este teorema se de.

Solo puedo expresar el gran clamor que me nace del alma. ¡FUERA CHÁVEZ! Ya haz hundido a esta país lo suficiente como para seguir haciéndolo. Juro por Dios que no descansare hasta verte fuera de esa silla de la cual no eres merecedor. Haz sembrado odio donde no lo había, haz traicionado el sentir del pueblo Venezolano que a pesar de ser pobre tenía fe en su progresismo y ya ni eso nos queda. Haz igualado, superado y multiplicado todos los vicios de la Cuarta República y hoy no los vendes como revolución bonita.

 

 

EN MI HUMILDE OPINIÓN EL VIADUCTO LO REMATARON PARA QUE COLAPSARÁ EN LA PRIMERA SEMANA DE ENERO. De esta forma poder así; controlar cualquier desenlace inesperado, ya entradas las elecciones presidenciales. Ni de vaina iban a permitir que los tomara por sorpresa el colapso de tan simbólica estructura.

No hay que ser ingeniero para entender que si se le cortan las bases a un puente y se deposita su peso sobre unos rodamientos, pues su desplazamiento a niveles críticos quedan sujetos en manos de un operador y no de la naturaleza como han querido hacer ver. Muy casualmente este evento ocurrió en altas horas de la noche como para que nadie cuestionara su origen. De esta forma; nuevamente tientan a que la oposición desgaste sus críticas en destiempo y OJO PELAO POR QUE TODAVÍA NO SE HA CAIDO. CAPAZ que lo vuelven a parapetear.  

Y si usted piensa que esta reflexión es descabellada, me permito en decirle que no. El Viaducto iba a colapsar tarde o temprano y con los artificios hechos podían estimar el cuando. El año pasado se inició con el rompimiento de la relaciones con Colombia por el caso del guerrillero Grandas que fue secuestrado en Venezuela sin autorización del gobierno. Que fuese o no un guerrillero no les importaba pero este evento les sirvió para marcar la pauta comunicacional durante el primer trimestre del 2005.

 

 

Igual ocurrió con la protesta del 11 de Abril cuando más de 2 millones de personas se aglomeraban en el centro para solicitar la renuncia del presidente y de pronto se anunció en televisión que el hombre había renunciado dando paso a todo un ambiente de confusión.

Este tipo de estrategia tiene un nombre y se le llama: BATALLA DE SANTA ÍNES que consiste en la planeación y activación de una emboscada, haciéndole pensar al adversario que lleva las de ganar, cuando no es así.

 

 

Esta estrategia incluso salió a relucir en cadena nacional antes de celebrarse el revocatorio, cuando el propio presidente la describió en detalle pero pocos dieron con su interpretación.

Los comunistas en Venezuela comenzando por su máximo líder, saben que millones de personas en el país se les oponen. La imagen y la valoración de su gobierno ante estos con-ciudadanos no tiene futuro persuasivo más que la fuerza y las mañas. Es por ello; que buscan controlar y pormenorizar a todo aquel que se le oponga sea como fuere. Y si este control es ejercido con planificación pues inexorablemente se vuelve efectivo.

 

 

Restringir las noticias y más aún encausarlas, les da la potestad de poder planear con anterioridad los efectos de cualquier escenario adversativo, muy al estilo Cubano. Chávez ya lo ha dicho antes: ÁGUILA NO PERSIGUE MOSCAS. Su atención está centrada en darle a este gobierno legitimidad democrática a como de lugar y cueste lo que cueste. Empleando las armas del adversario, es decir; se vale de los votos, de las campañas comunicacionales y del indispensable populismo. Mostrándose ante las audiencias de ser servil y demócrata cuando esto no es más que una fachada.

Solo como ejemplo; el caos causado por el viaducto, ha llevado a un sector determinado de gente a invadir cuanta propiedad privada se encuentre por el camino y que pueda ser calificada como en situación de desuso. Este accionar pone en escena un importante valor COMUNISTA que no es otro que hacerle ver a la gente de escasos recursos, que el concepto de propiedad privada es un estorbo. Éste se interpone entre la efectiva acción humanista que el gobierno quiere hacer  y la realidad. Al verse la gente atrapada sin soluciones de vivienda (circundante al viaducto), el gobierno deja colarse esta necesidad. En otras palabras buscan que el mensaje comunista sea reclamado,  más que anunciado.

Por este proceder; es que este sitio web ni se le ocurriría hacer bromas ligeras sobre la popularidad o no del líder de la revolución.

¡PARANOIA SI y ya han transcurrido 8 años!

 

Haciendo un aparte; el más grande error que hemos cometido todos los Venezolanos ha sido el de subestimar nuestra capacidad e inteligencia para construir un mejor país.  Nuestra verdadera crisis se ha empalmado con la vocación comunista de nuestro primer mandatario. Desde hace varias décadas, hemos aguardado tontamente por la aparición de un líder que se de a la tarea de organizarnos. Un líder no puede realizar aquello que nosotros mismos no somos capaces de hacer. Primero no basta con decir que amamos a Venezuela dejando el resto en manos de otro y cruzando los dedos como si tratase de ganar una lotería.  Si nosotros como parte activa de la nación, no elevamos y profundizamos nuestro discernimiento ante la realidad que nos rodea pues seguiremos viviendo en una sociedad incapaz de ofrecer el valor más importante que una democracia puede ofrecer: CALIDAD DE VIDA.

¿De qué sirve la libertad y los derechos civiles si nuestros semejantes se hunden en la miseria y en la apatía?. La pobreza no la creó Chávez. La pobreza incluso no se le puede atribuir a los políticos que lo han precedido. La pobreza no es más que un reflejo de nuestra apatía en sociedad. Es un problema que nos corresponde a todos por igual. Ahora bien usted dirá: ¡Pero si yo he votado por un partido y mire lo que han hecho! Y yo le respondo que eso no es una respuesta validad sino una mera excusa. Hemos obtenido los líderes que nosotros mismos hemos producido. El sueño de aspirar a un nuevo Pérez Jiménez (militar-progresista) lo endosamos en la figura de Chávez. Y estas han sido las consecuencias.

 

 

Los Venezolanos tenemos necesariamente que aprender a ser pragmáticos. Nuestra apatía aunada a la melancolía repleta de retórica ha generado el país que actualmente tenemos.

Si aceptamos que una calle viva repleta de huecos ¿qué podemos esperar para los grandes temas del país?. Tenemos que ir nos guste o no, de lo pequeño a lo grande. Si no preexiste una exigencia de calidad en lo simple, no la va a ver jamás en lo complejo.

La calidad no es gratis.... La calidad de cualquier cosa debe ser conquistada y ganada con esfuerzo. Obligando de esta forma a todos a exigirla y a compartirla.

Nuestro culto de salvarnos primero a nosotros mismos se nos ha regresado como un boomerang y no haz dado donde más nos duele: en nuestros propios bolsillos. Sin poder adquisitivo estamos fritos como nación.

Si durante este año queremos una alternativa viable ante el avance comunista y ante la vorágine de los mercantilistas, necesitamos requerir de un conjunto de condiciones básicas y elementales. Comenzando por entender que Venezuela no puede aspirar a un futuro progresista si el gobierno sigue siendo el mayor empleador del país. Tres millones y medio de empleados públicos es una carga impositiva que se traga cualquier ingreso petrolero por abundante que este sea.

 

 

El estado debe propiciar el deslastre del gasto público bajo la forma de empleados. Esta fuerza laboral que no genera valor agregado, debe integrarse al sector privado. Y para ello; se requiere de un plan orientado hacia el éxito de este cometido.

Ningún gobierno le ha querido poner el cascabel a este gato. Adecos, Copeyanos y los Comunistas, le huyen a este tema por que no tienen ni han tenido la formación gerencial necesaria para enfrentarlo. Y si pretendemos que Venezuela se vuelque hacia el progresismo aquí está el reto.

Esto no tiene nada que ver con teoremas políticos, populismo y demás vágatelas.

Un país con calidad de vida cultivada, extendida y en constante regeneración no tiene límites de desarrollo. No tendría espacios para la marginalidad ni para la perdida de tiempo valioso en sandeces politiqueras. Aprendamos de aquellos países donde la calidad se respira minuto a minuto. Sobran los ejemplos y definitivamente Cuba no es uno de ellos. Cito a Japón por mencionar uno. Luego de su destrucción en la Segunda Guerra Mundial, observemos lo lejos a lo que han llegado y a este fenómeno se le llama mercadotecnia. 

 

 

Aman el trabajo que realizan, todos sienten que son parte de una nación que día a día se supera así misma, la educación deriva de las propias exigencias del sector empresarial que demanda de calidad en lo recursos humanos, el sector gubernamental invierte de manera rentable en el fortalecimiento de estas empresas, cuidan de su mercado interno, exportan al resto del mundo cientos de miles de productos y son líderes en casi todos los mercados en los que participan. ¿Qué impide que nosotros podamos emular lo que ellos han conseguido?. ¿sabe usted la cantidad de adversidades que este país ha tenido por delante y el como le han dado la vuelta?.

Si nuestros líderes políticos no tienen preparación real y verdadera para ejercer sus funciones ¿cómo entonces pueden tener imaginación, creatividad, empuje y disposición para contribuir al desarrollo de nuestro país? ¿por Dios?

Tengo entendido que Japón cuenta con 300.000 empleados públicos con una población que ronda los 130 millones de personas y que los egresados de la universidad de Tokio van directo a formar parte activa del gobierno, quedando la de Kioto para los otros sectores del país. ¿comparamos esto con los vigilantes de piso que tenemos en cada ministerio Venezolano?

Ahora bien, usted puede reflexionar diciendo: ¿Ok aquí hay un punto? El próximo gobierno debe reducir el tamaño del estado ¿A donde irá a parar esa inmensa cantidad de empleados públicos? Y ante esto yo le digo: Tienen que ir directo al sector privado. no hay otra. Me replica: ¿Cuál sector privado, si éste esta disminuido? Le respondo: Nunca podría estarlo. El sector privado no es una entidad. El sector privado es la suma de cientos de miles de componentes. Es un jardín que esta esperando por nuestras iniciativas y no hay jardín que se resista a ser sembrado. Otra replica: ¿y si el gobierno no quiere estimular este peregrinar? Respuesta: El gobierno no es más que nuestro propio reflejo. Si no queremos que funcione pues no funcionara. Si aspiramos lo contrario necesariamente se activará. La clave para desentramar este enigma, es que tenemos que coincidir en aquello que aspiramos. Si elegimos a un candidato sin evaluar su mensaje, limitándonos a su huera apariencia y singularidad, obtendremos más de lo mismo.

El monstruo a vencer en Venezuela es la estructura disfuncional del estado. Un país no se puede desarrollar con esta carga. Y si elegimos líderes que no comprenden esta inminente necesidad, seguiremos degradándonos. 

 

 

Durante los últimos 50 años, el estado ha sido el gran empleador y todo lo que hace le resulta infructuoso.  Como es sabido por todos, los estados no quiebran y en consecuencia nos devaluamos.

Todos los presidentes de Venezuela del presente siglo, lo que han hecho es cubrir estas deficiencias con petrodólares. Ninguno a tenido el valor y el coraje de rectificar esta forma de gerenciar. De aquí proviene nuestro descalabre social y la podredumbre que ve luces y sirve de soporte al mensaje Chavista.

Yo en lo personal sueño con girar mi vista hacia cualquier dirección en mi amado país y ver riqueza.  Ver a la gente con buen aspecto y semblante, con una mirada prometedora en sus ojos, llenos de fe en su propio potencial sin esperar dadivas de un sistema podrido. Disfrutando de su merecida competitividad, manejando su carro del año, llegando a su casa cómoda y amplia para que todos nos sintamos reyes de nuestro reinado y no a un degradante rancho inhumano.

¡Tenemos que empezar por el principio! 

 

 
 CITIZEN / Por una Venezuela libre de comunismo...! SUBIR