Make your own free website on Tripod.com

               
 
 

PORTADAFAVORITOSLA RED

SE BUSCAEL MONOLOGOELECCIONES
EL COMPLOTLA MADREVIAHURTO
ORGÁSMICOCARDENALJOROPONARCISISMOBETTYQ.E.P.D.HUMANISMOBOLIVARREY MOMOJAQUE MATEMANDINGAPEROLANDIAAZUCALPRESIDIARIOMARGINALINOCENCIAHOLIDAYSTEODOROMILLONARIOEN GUERRASILENCIADOSER´CONDEAUXILIOEL REBUZNEROSALESEL SAQUEOEL PROCESOLOQUEROSANTA ONUAMORSUPER RATÓNCNE
    :: JUSTICIA CIEGA CON BETTY LA FEA ::


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


¡Estamos al aire Mr. President! ¡Chito todo el mundo que el comandante va a hablar!. ¡Los que no pudieron sentarse junto a el, se jodieron hasta que venga el próximo corte, si es que lo hay! Se inicia así otra elucubrada transmisión obligada de la telenovela No. 1 en la república anti-imperialista de Venezuela. El personaje central respira profundo solicita su característico cafecito y comienza a revolver los 2 o 3 kilos de informes que se posan sobre su escritorio cual partida de domino, extrayendo de este revuelo la cochina con la que va a iniciar su alocución No. 104.562. Mira hacia la audiencia y con actitud desganada espera por aquello que la hará ganarse sendos aplausos por su genial ilación entre el pasado de hace 200 años con el presente turbio del hoy. Una vez que la audiencia entra en calor con su revelador e histérico frenesí, el personaje se hinchara de ganas denunciando en su hablar monotemático  cualquier anomalía detectada entre los papeles que tiene al frente, alzando la voz, frunciendo su entrecejo, gesticulando con las manos de un lado a otro, emulando a la perfección al robot de la familia Robinson, ¡peligro!, ¡peligro!, ¡Dr. Smith!, interrumpiéndose a si mismo con su breve y profundo HUM. Mira hacia los lados con renovado disgusto y le reclama a la gente de producción que no le han colocado a su lado el escupidero que otrora empleaba el benemérito José Vicente Gómez. ¡Que asco! ¿Recuerdan ustedes que por aquí en palacio se paseaba una barragana y era ella quien decidía los ascensos militares mientras que su maridito vivía pegado a una botella de whiskey gringo? Ahora ya no... porque la revolución a limpiado y barrido a la plaga que osaba darse esos gustos a costa de la pobreza de un pueblo noble, que por errores del destino voto por ellos para que estos señores puntofijistas, luego los violaran en su inocencia y sacrificaran sus ilusiones y expectativas. El ambiente se torna eufórico y en un arrebato de locura gritan al unísono un prominente: UH AH CHÁVEZ NO SE VA. El líder de la revolution altisonante sonríe de en par en par y agita sus brazos hacia arriba apoyando el coro y exponiendo sus asilas ocultas bajo una chamarra blindada anti-cía. Sintiéndose feliz procura hacerse el desentendido para evitar la manifestación tan clara del favoritismo ganado a punta de petro-dólares. De pronto el país entero enmudece y este silencio comienza a viajar aceleradamente en medio del asombro por inimaginables caminos que cruzan las fronteras de nuestra nación, llegando un eco estruendoso de que algo esta pasando en Venezuela. Atónitos y habidos de información nos lanzamos a la aventura de indagar ¿qué fue lo último que paso?. Encendemos la televisión queriendo saciar esta nueva interrogante, pero nos encontramos con que están transmitiendo Betty La Fea  y para rematar la locación del día ya no era el salón de desfiles en Eco-moda sino el auditorio del Tribunal Supremo de Justicia. Donde un centenar de calimeros vestidos con toga y birrete, se daban el gusto de entonar las consignas ideadas por el MVR durante el revolcatorio para alabar al máximo líder de todos los tiempos, que en su versión mejorada, éste si ha sido capaz de meterse las manos en los bolsillos y comprar a cuanto pinguino leguleyo se le parara al frente para pedirle.


¡Por fin tenemos un precio justo por la venta de nuestras sentencias! ¡Así como el precio del petróleo se dignifico ya nos tocaba a nosotros! Se repetían sin cesar en lo profundo de las carcasas esas, que llaman mentes, pero sin que estas verdades salieran a relucir a través de sus indulgentes e imparciales labios. Con la boca auto-censurada prosiguieron en su orgía comunista repitiéndose una y otra vez, que por fin vamos a tener nuestros propios yates para pasear junto con el de Aristóbulo en Morrocoy, que el BMW que me quería comprar ahora es una realidad ni pensar en la gran vida que nos vamos a dar cuando se avengan las vacaciones judiciales por allá en las playas mediterráneas de las Europas, dejándole mayor espacio libre al pueblo cuando éste baja a La Guaira a broncearse con el sol ultravioleta que la polución de los gringos ha dejado para ellos. ¡Que reflexionar tan hermoso! ¿Qué más te puedo decir hermano? Nadie tiene idea lo que se siente patear las escaleras de Pajaritos y que luego al aproximarme al piso 2021, me designaran millonario de oficio. - Cita un destacado asistente. ¡Que depinga es mi país! El sueño americano no está en los Unites States, está aquí y todos lo podemos alcanzar siempre y cuando sigamos con afán y emotividad a nuestro rey del rating que deja a Betty La Fea en pañales en cuanto a su calidad para crear suspenso y melodrama. ¿Cómo lo logra? ¿Cómo es que el elegido tiene ese talento natural de provocar en las multitudes ese regurgitar orgásmico que tanto gusta a ignorantes y a ilustrados comunistas por igual?

La respuesta es sencilla. Mr. President hace el papel de Betty. Injustamente el es auto-menospreciado por ser mestizo con pelo malo, por haber nacido en un hogar humilde y sin la nariz aguileña de Tom Cruise. Con estas desventajas actuando en su contra no le quedo otra más que asumir el rol de mamá dolores en sus inicios y transmutar a la modernidad compitiendo con lo nuevos esquemas con que la novelas latinoamericanas son desarrolladas. En cada nueva entrega, revela la incógnita del día anterior y siembra otra para el día siguiente. Durante el intermedio arma un alboroto repleto de retórica sobre cualquier tema que pueda ser de interés común y ya con eso tiene. Los medios, los periodistas y sus respectivos auditorios se encargarán de hacerle eco a todo cuanto el dijo, jugando eternamente con la interpretación de la interpretación de aquello que no es aquello pero que sin embargo; es un hecho que a pesar de no haber sido, seguirá regenerándose una y otra vez, demostrando la inconsistencia de lo inconsistente. De esta forma, temas como el viaducto, la recuperación de Vargas y la implementación del sistema demo-comunista, libre-obligado, el cual es participativo-exclúyente, empobrecedor-reivindicativo  y demás dicotomías lingüísticas, seguirá alimentando toda alharaca mediática interponiéndose entre la realidad y la percepción objetiva de la misma. Es hora de que Venezuela despierte y reaccione ante tanta perversión. ¿Cuanto más hay que esperar?

 

 
 CITIZEN / Por una Venezuela libre de comunismo...! SUBIR