Make your own free website on Tripod.com

               
 
 

PORTADAFAVORITOSLA RED

SE BUSCAEL MONOLOGOELECCIONES
EL COMPLOTLA MADREVIAHURTO
ORGÁSMICOCARDENALJOROPONARCISISMOBETTYQ.E.P.D.HUMANISMOBOLIVARREY MOMOJAQUE MATEMANDINGAPEROLANDIAAZUCALPRESIDIARIOMARGINALINOCENCIAHOLIDAYSTEODOROMILLONARIOEN GUERRASILENCIADOSER´CONDEAUXILIOEL REBUZNEROSALESEL SAQUEOEL PROCESOLOQUEROSANTA ONUAMORSUPER RATÓNCNE

 

    :: LA MADRE DE LAS ACUSACIONES ::


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Durante un buen período de tiempo me he dedicado a la lectura de la constitución de la república bolivariana de Venezuela haciendo a un lado el famoso artículo 350, que a mi manera de ver éste solo persigue el fin de brindarle base legal a cualquier movimiento insurreccionad que se formase a raíz de la ejecución de un golpe de estado. En otras palabras si por ejemplo el gobierno ilegal encabezado por el Carmona Estanga se hubiese efectivamente instaurado pues la guerrilla conocida como FBL (Fuerzas Armadas de Liberación) según la ley; debía ser reconocida como una fuerza valida para reinstaurar al presidente Chávez en la presidencia.

 

 

Adentrado en los temas que atañen a la confabulación comunista y a su manera de reflexionar era de esperarse que tal artículo existiese, ya que los revolucionarios aguardaban por varios intentos de golpes de estado. Debo decir; que éstos en ningún momento los han tomado por sorpresa así como esperan por una invasión Norteamericana en el mediano plazo. No obstante; ya he escrito bastante sobre esta tesis en artículos previos y los cuales por cierto; no son nada alentadores para quienes el sistema democrático puede ser perfectamente corregido y perfeccionado, independientemente de las omisiones y de los exabruptos que se han llevado cabo en los últimos 50 años.

Ahora bien; entrando en materia y abordando el artículo de hoy; me he preguntado una y otra vez ¿es legal la implementación de un sistema comunista?.



Repasando la constitución no encuentro de manera expresa el término revolución, socialismo  ni comunismo. Sin embargo; al navegar la Internet la información es sumamente amplia y cientos de ejemplos se perfilan como fieles representaciones de estos conceptos. Igualmente las definiciones de democracia, monarquías, dictaduras y otras definiciones de regimenes de gobierno son de por si bien extensas. Lo que no sería trascendente, si en Venezuela estuviésemos viviendo tiempos de prosperidad pero no siendo este el caso, me encuentro con un país cuyo presidente y su partido de gobierno están dados a la tarea de pasarnos, de manera inconsulta, de un sistema de gobierno a otro.

Esta situación me ha hecho reflexionar sobre un particular, el cual no ha sido difundido como debiera, a nivel colectivo: ¿está facultado el actual presidente para propiciar un cambio de sistema de gobierno por otro?. ¿La asamblea nacional Chavista está igualmente autorizada para permitir la sustitución del sistema?. ¿Los votos que constituyeron a estos poderes brindaron esta probidad?.  

 

 

La respuesta a estas interrogantes en clara y contundente: NO. El presidente ni la asamblea ni el resto de los poderes cuentan con este facultad entre sus atribuciones por lo que perfectamente se puede asumir que cualquier acción enmarcada con la consecución de este fin, no solo es ilegal sino que es equivalente a la ejecución de un delito. Ya que la constitución define lo que es nuestro modelo democrático y en ninguna parte se habla y se plantea la asimilación de un sistema de índole comunista. El comunismo es de por si la anti-tesis del sistema reconocido como democrático.

En mi opinión el presidente, los partidos políticos como: MVR, Podemos y PPT, su cuerpo de ministros y de funcionarios, están violentando el estamento jurídico al promover la adecuación y la adaptación de nuestro sistema por otro. En mi entender esto es un golpe de estado dentro del estado.  

Los votos que este gobierno de jacta de haber recibido en distintas manifestaciones democráticas han llevado la consigna de que el cambio del sistema estuviese considerado y avalado por el soberano.
 


Ante estos razonamientos, poco vale ponerse a valorar la gestión de gobierno como tal; si pre-existe un problema de fondo  como el implicado. Si un funcionario público se vale de su envestidura para promover lo contrario de sus funciones pues este funcionario debería ser enjuiciado.

Para no alargar demasiado este artículo sintetizo en que: el presidente, su partido de gobierno y los funcionarios de la administración pública que hacen proselitismo en favor del comunismo, llámenlo: revolución o socialismo del siglo XXI contraviene la constitución del estado democrático que nos rige, definido expresamente en la constitución bolivariana.

¿No es esto un golpe de estado dentro del estado?

 

 
 CITIZEN / Por una Venezuela libre de comunismo...! SUBIR