Make your own free website on Tripod.com

               
 
 

PORTADAFAVORITOSLA RED

SE BUSCAEL MONOLOGOELECCIONES
EL COMPLOTLA MADREVIAHURTO
ORGÁSMICOCARDENALJOROPONARCISISMOBETTYQ.E.P.D.HUMANISMOBOLIVARREY MOMOJAQUE MATEMANDINGAPEROLANDIAAZUCALPRESIDIARIOMARGINALINOCENCIAHOLIDAYSTEODOROMILLONARIOEN GUERRASILENCIADOSER´CONDEAUXILIOEL REBUZNEROSALESEL SAQUEOEL PROCESOLOQUEROSANTA ONUAMORSUPER RATÓNCNE

 

    :: MI PARANOIA ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES ::


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Inicialmente las imágenes que se me advienen a mi mente para el próximo año no son ni gratas ni esperanzadoras. Ante todo hay que considerar las palabras expuestas en cientos de oportunidades por el primer mandatario y es que su revolución esta armada y que solo le entregaría el gobierno a otro revolucionario. Cualquiera de nosotros puede deducir con mucha facilidad que el panorama que se nos presenta será violento.

El presidente de no todos los Venezolanos cuya mentalidad esta impregnada de militarismo entremezclado con la actividad subversiva, no dará tregua a que nadie con posibilidades electorales trate de removerlo de la presidencia por esta vía.

 

 

EL CNE en mi opinión no será renovado y en caso de que se logre presionar a la asamblea lo suficiente para que designe un nuevo rectorado, éste será idéntico al actual. Es decir; ya habrá sido comprado. Pensar que contaremos con un sistema electoral confiable es una utopía. En tiempos del revocatorio importo poco o o nada que la oposición logrará una avalancha de votos en contra porque todos ya conocemos los resultados. En virtud de que este escenario es inevitable bien podemos concluir con singular lógica que no tendremos elecciones, ya que bajo esas condiciones nuevamente un 84% de los Venezolanos no iremos a votar.

 

 

El gobierno pro-comunista esta al borde de un inmenso precipicio, ya que luego de mostrar sus mejores tácticas comunicacionales y de coaccionar a los empleados públicos no obtuvieron más que 3 millones de votos sobre una base electoral inflada de 14.5. Con estos números no pueden soñar con una relegitimación.  El discurso anti-Bush y la falta de una obra de gobierno que vaya más allá de las misiones y los discursos retóricos se han desgatado.

 

 

¿Entonces que hará el gobierno? La respuesta a esta interrogante es la que mayor paranoia me genera pues de manera evidente para esta oportunidad el gobierno se encargara de darle mayor credibilidad e impacto a las denuncias con las cuales se han venido refugiando.  Es decir; llenarán a Venezuela de C4 y no habrá misericordia. Para estas ocasiones si habrán perdidas de vidas humanas. Van a demostrar así como paso en España que la defensa del territorio solo ellos la pueden garantizar. La otra vertiente necesaria e indispensable antes de activar esta, será la simulación de un enfrentamiento con los para-militares de Colombia.

Cualquiera de estos eventos les daría la oportunidad de manipular el voto como si se tratase de un cardumen de sardinas. No solo desviaría la atención sino que la gente asustada se entregaría al brazo protector del gobierno. De esta manera el discurso nacionalista del presidente recobraría vigor.

 

 

La asamblea, sus ministros y las fuerzas armadas saldrían al paso, conscientes de que sin el liderazgo de Chávez, no durarían en el ejercicio del poder como en la actualidad están haciendo. Estos funcionarios serán los encargados de ligar a la oposición con estos actos, por lo que podemos esperar más y mayores persecuciones a nombre de la seguridad del país.

Internacionalmente Fidel Castro saldrá a acusar al gobierno de los Estados Unidos como nunca antes. Un cambio de presidente en Venezuela pone en riesgo la economía de Cuba y en consecuencia vulneraría el régimen comunista de la isla.

 

 

Los países que integran el Mercorsur y el resto de la América, desde ya vienen siendo alertados. En las más recientes participaciones del presidente criticando a la OEA y a la UE, se expone el objetivo de tales alocuciones. Responsabilizar a estos organismos de haberse aliado a la subversión golpista de Venezuela y al imperio de Bush.  Seguidamente luego del ingreso de nuestro país al Mercosur, no se entendería que Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, apoyen en un futuro la aplicación de una sanción contra Venezuela. Allí es cuando las regalías, la compra de deuda y el compromiso de construir un gasoducto pasaran a tener la clase de vigencia que ha planeado el presidente. ¿Quién puede negar que no ha venido comprando voluntades?.

 

 

Ahora bien el 84% de los Venezolanos que vivimos en este país flanqueados por la red comunista del gobierno, seguiremos atrapados hasta que no surja un líder que este dispuesto a asumir el reto de contrarrestar a este gobierno, lo que nos depara una panorama desolador sin nos hayamos solos.

No seremos más que unos borregos bajo el control de una revolución que desde el primer día amenaza, todo aquello por lo que miles de Venezolanos han dado su vida y que todavía hoy, como una luz que se desvanece llamamos democracia.

 

 
 CITIZEN / Por una Venezuela libre de comunismo...! SUBIR